Páginas

17 de abril de 2011

Cada Maestrill@ su Librillo IV - La Carcoma -

Todavía es buen momento para tratar vuestros muebles contra la molesta y desagradable carcoma.
Aquí os dejo mis recomendaciones, pero antes una breve explicación de su ciclo vital, creo que entender cómo actúa ayuda a tratarla y si si más no, el saber no ocupa lugar...
Lo primero es detectar y reconocer que nuestro mueble está infectado, el indicador son unos pequeños orificios de 2 ó 3 mm que encontraréis en la superficie de la madera. Ojo no os dejéis engañar, revisar todo el mueble, especialmente los lugares poco visibles como bajos y traseras. Si encontráis pequeños montoncitos de serrín junto a alguno de los orifcios, no hay duda, el mueble tiene actividad!.

Veamos ahora cual es el ciclo de la carcoma y su comportamiento:
La carcoma común (Anobium punctatum) pertenece al orden de los coleópteros (escarabajos) y en su estado adulto no mide más de 6 ó 7 mm. Son insectos de metamorfósis completa, es decir, su ciclo biológico pasa por cuatro estados: huevo, larva, pupa y adulto.

Huevo: las hembras de la carcoma depositan los huevos en las grietas de la madera, son tan diminutos que el ojo humano no los detecta. Suelen ponerlos en las zonas del mueble que no están barnizadas (traseras, fondos...).
Larva: nacen de los huevos y viven entre 2 y 10 años, su única tarea durante este tiempo es comer madera (menuda vidorra!). Van excavando galerías en el interior de modo que a la vista no se perciben señales.
Pupa: cuando la larva está madura se dirige a las capas superficiales del mueble y se rodea de una coraza, se "empupa" y produce la metaforfosis que la convierte en insecto volador adulto.
Adulto: rompe la última película del mueble y sale al exterior formando los característicos orificios. La época preferente es ahora, entre mayo y agosto, calor y humedad. Aprovecha su estancia en el exterior para aparearse, las hembras buscan entonces nueva madera para colocar los huevos y "santornemi"*!.

Una vez explicado ésto, os cuento qué hacemos nosotras en el taller para tratar los muebles e intentar curarlos.
Con una jeringuilla de dos cuerpos inyectamos orificio por orificio el producto matacarcoma y después lo impregnamos entero con la finalidad de que el líquido penetre y cubra al máximo la madera y así cuando la larva salga del huevo y se dedique a su única actividad, o sea zampar, ingiera también el producto tóxico y muera antes de convertirse en adulto y repita el ciclo.
Una vez pinchado e impregnado, envolvemos el mueble en plástico bien sellado, durante no menos de 15 días.
Transcurrido este periodo, tapamos los agujeros existentes con ceras de colores, lo que además de una finalidad estética, nos permitirá controlar si en el futuro vuelve a tener actividad puesto que veremos agujeros nuevos. Si ésto sucede, pincharemos puntualmente.
No queda otra, acceder a todo el nucleo de la madera es tarea casi imposible, quien os garantice lo contrario os está engañando...

Así que paciencia y a observar!

*Vuelta a empezar, en catalán coloquial.

2 comentarios:

  1. Tremendo rollo la dichosa carcoma...

    ResponderEliminar
  2. Sí un poquito, pero hay que relajarse un poquito también.

    ResponderEliminar