Páginas

22 de septiembre de 2011

El Atrapa Pedos

No se por qué será esta tendencia que tienen los hombres, los varones quiero decir, o por lo menos los varones de mi familia, a centrar buena parte de su sentido del humor en el tema "pedos". Me consta que les hace inmensa gracia hablar de ellos e incluso soltarlos con premeditación y alevosía aún a sabiendas que a mí gracia, lo que se dice gracia, me hace muy poca.
Pero he de reconocer que lo de hoy sí me ha hecho gracia... os cuento: nos hemos juntado en mi taller el padre de mis hijos, nuestro hijo mayor y yo para tratar de ordenar ciertos temas cotidianos.
Nos hemos instalado en el patio, primero padre y yo, en unos taburetes que tenemos para trabajar. Desde el principio padre se ha encaprichado con el taburete más chico... es un cubo de madera de unos 25x25 cm con un hoyo en el sobre. Es un objeto curioso y muy práctico que me regaló mi socia cuando recién nos asociamos en teoría para mi cocina, para acceder a los altos de los armarios y que, por ningún motivo concreto, nunca llegó a su destino y ahí está dándonos servicio a todos.
Al rato ha llegado hijo mayor y al ver que uno de los asientos era el, aparentemente, más incómodo se ha ofrecido a sentarse él. Padre se ha apresurado a cogerlo y cómo no, ha aprovechado la ocasión para encajar uno de los chistes preferidos: "no, no yo me quedo con éste, el atrapapedos"!
Por supuesto la situación ha dado lugar a un momentito de risa compartida, porque para ser sincera...
algo de atrapapedos si podría tener mi banquito!
Me temo que desde ahora así se va a llamar...

4 comentarios:

  1. jajaja...será que en IKEA venden de estos atrapapedos?? jajaja

    ResponderEliminar
  2. Va a ser que no, pero si leen mi blog igual... :-))))

    ResponderEliminar
  3. Es que me chiflaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar